La cuenta atrás está en marcha: la producción en serie del ID.3 empezará en la planta de Zwickau en noviembre. En Zwickau, Volkswagen está transformando por primera vez toda una planta de vehículos pensada únicamente para trabajar con motores de combustión interna, en una planta totalmente adaptada para fabricar vehículos eléctricos.

Un total de doce edificios o partes de edificios completamente nuevos están siendo construidos en las instalaciones de la planta. El taller de prensas existente ha sido preparado para la nueva era con una inversión de 75 millones de euros. Esto significa que la planta será capaz de producir todas las piezas clave de las carrocerías de los vehículos MEB de la planta, a partir del 2021.

La segunda linea de ensamblaje se modificará a partir del verano del 2020 y entrará en servicio el mismo año. En la fase final de desarrollo, a partir de 2021. La planta producirá seis modelos basados en la plataforma MEB para tres marcas del grupo. La capacidad de producción se incrementará de 300.000 a 330.000 vehículos por año.

A lo largo de los últimos meses, se han instalado más de 1.600 robots de última generación. Especialmente en la fase de ensamblaje final, empleando tecnologías totalmente nuevas. La entrega de los primeros vehículos está prevista para enero del 2020. Inicialmente los vehículos se entregarán a los clientes que ya han reservado una franja de producción para la primera edición del ID.3 durante la campaña de prerreserva.

Si te gusta, ¡comparte!